Memoria y evolución

cikus3 9 Septiembre, 2014 0
Memoria y evolución

Memoria y evolución

Muchas de las mismas moléculas que participan en la memoria en el caracol también lo hacen en la mosca, en el gusano C. elegans, y en ratones y ratas. Precisamente, el que haya parecido molecular entre esas especies tan diferentes y alejadas evolutivamente es lo que sugiere que también podrían esas moléculas intervenir en el aprendizaje y memoria humanos. ¿Por qué? Porque esas especies están evolutivamente muy distantes, es decir, hace mucho tiempo que se separaron las ramas evolutivas -a partir de un ancestro común- que dieron lugar a todas ellas (curiosamente, los ratones y ratas se parecen genéticamente mucho más a nosotros que a las moscas o caracoles). Por eso, es muy probable que esas moléculas ya estuvieran presentes y tuvieran una función en la memoria en aquel ancestro, y que posteriormente esa característica se haya conservado en todas esas ramas hasta hoy. Una posibilidad alternativa es que esas moléculas y su función en memoria hayan surgido de-novo en todos esos linajes evolutivos. Esto implicaría que casualmente haya surgido la misma “invención” evolutiva varias veces, y por eso, es menos probable.

¿No te queda claro el argumento? Echa un vistazo a la entrada donde apareció originalmente esta neuro-viñeta: “Recuerdos Jumanji, o las memorias de un caracol inolvidable” (SciLogs.es)